Alemán

Cómo estudiar solo

Escrito por Laura / 22 de junio de 2009

Estudiar solos no es fácil. Si piensas comenzar a estudiar en forma autodidacta, es necesario que sepas con qué te encontrarás y superar los posibles problemas.

Cuando queremos estudiar un nuevo idioma, numerosas opciones se despliegan ante nosotros pero no siempre es fácil elegir qué nos conviene más. Estudiar por nuestra cuenta, en un instituto, realizar un curso por internet o acudir a un profesor particular, son sólo algunas de ellas. De acuerdo con nuestras necesidades, podremos optar por uno u otro método.

Ser autodidacta: qué hay que saber para aprender idiomas solo

Estudiar sin profesores ni programas es un verdadero desafío. Muchas personas logran acomodarse fácilmente y enseguida “entran en ritmo”, mientras que otras fracasan una y otra vez en sus intentos por no tener voluntad. Todo dependerá de nuestra forma de ser y lo que busquemos en un curso de idioma.

Por qué es bueno estudiar solo

Sin dudas, para el hombre moderno que no dispone de tiempo adicional para el estudio y trabaja fuera de casa muchas horas al día, este método se presenta como atractivo y flexible. Y sí, en cierto modo lo es. Se reducen los costos, los tiempos se adaptan a nuestras posibilidades y el estudio avanza o se estanca de acuerdo con nuestro propio ritmo. Estas son ventajas extraordinarias. ¿Quién no dejó alguna vez una clase porque iba muy rápido y no conseguía seguir al profesor? ¿Quién no ha perdido algún curso por no poder continuar pagando la matrícula?

Con qué problemas nos podemos encontrar

Pero la soledad y la falta de tutores que nos guíen también puede ser un gran obstáculo. Algunas personas necesitan del estímulo que les dan los demás, necesitan sentirse apoyados y buscar solución a sus dudas acudiendo a los “profes” de la clase. Otras personas olvidan la importancia que la producción oral y escrita tiene, y al no haber personas para realizar este intercambio sólo aprenden “una parte” del idioma.

Estudiar sólo “en los momentos libres” es otro error que suelen cometer los principiantes en este sistema. Aunque estudies por tu cuenta, debes dedicar una cantidad determinada de tiempo para progresar adecuadamente. Si no lo haces, es posible que no encuentres los resultados esperados.

Cómo saber si puedo estudiar por mi cuenta

Es simple, es necesario ser crítico de uno mismo y saber si somos tan aplicados como para hacerlo. Para comenzar, puedes armar un cronograma de estudio donde se determinen las horas que se dedicarán (puede ser una o dos diarias hasta unas pocas por semana), identificar las áreas a ejercitar y dividir el tiempo para ocuparse de todas ellas y hacer una lista de materiales (papeles, diccionarios, programas para el ordenador, etc.). Una vez que tengas todo lo necesario, comienza a estudiar. Al principio costará pero rápidamente podrás entrar en ritmo.

Si luego de algunos meses no has podido lograr ningún resultado, deberás rever tus estrategias. Quizá puedas buscar una mejor manera de estudiar.

Tags: , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment