Aprendizaje de Lenguas > Aprender de adulto

Convirtiendo la obligación en un placer

Escrito por Laura / 3 de agosto de 2009

Si realmente no estamos interesados en aprender una nueva lengua pero debemos hacerlo, el desinterés y los prejuicios pueden entorpecer el aprendizaje. Son muchas las personas que no logran concentrarse y echan por la borda años de estudio porque no logran dar con el método adecuado. Convertir el martirio en placer, buscando aquellas actividades que nos atraigan, es la puerta de entrada a un nuevo mundo del aprendizaje.

Estudiar un idioma nuevo por obligación laboral o académica no es igual que hacerlo por cuenta propia. Muchas personas sienten un verdadero interés por comprender todos los idiomas que sean posibles y recibirán esta imposición como un verdadero placer, pero en otros casos los prejuicios pueden entorpecer el camino. Si no se siente un verdadero interés, estudiar puede volverse tedioso y difícil.

Por qué me cuesta tanto estudiar

Todos hemos estudiado por obligación alguna vez. Durante la escuela primaria o el bachillerato, incluso en la universidad, pero cuando siendo adultos y habiendo olvidado las peripecias de la escuela se nos impone un aprendizaje no deseado, las respuestas pueden no ser agradables. Si uno se llena de prejuicios y pensamientos negativos incluso antes de comenzar, es probable que sean estas ideas las que no nos dejen triunfar.

Muchas son las personas se ven obligadas a tomar cursos de idiomas para crecer profesional o académicamente y no logran avanzar a pesar de su empeño. Clase a clase ven cómo sus esfuerzos no dan resultados y sienten que no pueden dominar la angustia y ansiedad que esto les provoca. En otros casos, simplemente no desean aprender y el poco interés que tienen los lleva a fracasar.

Estas situaciones son bastante habituales aunque en ocasiones no somos capaces de reconocer que el fracaso que vivimos se debe a una falta de interés.

Olvídate de lo que hayas aprendido

Es importante poder descartar algunos pensamientos o ideas antes de estudiar. Si crees que eres demasiado viejo, que no podrás volver a las viejas prácticas de estudio o que no te será de utilidad, estás equivocado. Nunca se es demasiado viejo para comenzar un camino que será de gran utilidad en tu futuro y abrirá puertas en todos los ámbitos de la vida, no sólo profesionalmente, sino también en lo personal.

Convierte tus intereses en tus puntos fuertes

Para estudiar una lengua, lo principal es manejarla, usarla, equivocarse y corregirse. De la misma manera que día a día incorporamos palabras a nuestro propio idioma y dominamos nuevos términos, lo mismo debería ocurrir con eso que deseas aprender. Leer, escuchar música, ver películas y vídeos te será de utilidad para sumergirte en un idioma de manera entretenida y no sólo con los viejos libros de la escuela. Juega, diviértete y olvídate de la enseñanza formal, es la única manera de amar lo que se aprende y aprender con voluntad.

Tags: ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment