Árabe

Los bebés y el aprendizaje de los idiomas (Parte II)

Escrito por Laura / 25 de mayo de 2009

Si los padres hablan los dos la misma lengua, crear un espacio multilingüe puede ser complicado. Sin embargo, no por eso debemos perder la oportunidad de enseñarle al bebé otro idioma. Aprende cómo crear un buen ambiente para enseñarle a tu bebé.

Si no vivimos en un hogar bilingüe, es decir, si los padres hablamos la misma lengua puede ser difícil crear un espacio para enseñar una segunda lengua al pequeño. Es necesario mantener cierto orden para no confundirlo y respetarlo a rajatabla.

La regla de un idioma por persona

Algunos especialistas afirman que en los hogares bilingües cada padre debe hablar en su lengua y no mezclar. La duda que muchos padres monolingües nos hacemos es ¿Cómo enseñar entonces si ambos hablamos el mismo idioma? La respuesta es simple: crear espacios para cada cosa.

Serán los padres quienes decidan si cada uno habla un idioma o no, pero es importante que no se mezclen las lenguas. El bebé debe aprender a diferenciarlos y entender que cada uno se utiliza en determinadas situaciones.

Horarios y actividades destinadas a cada lengua

Para lograr este orden del que hablábamos, podemos seguir distintas pautas. Algunos papás eligen un momento del día donde estén los tres juntos como el almuerzo o la cena y hablan los dos en el segundo idioma. Con el tiempo, el bebé empezará a relacionar ese momento con un idioma particular. Esta forma tiene algunas desventajas como la limitación del vocabulario que se enseña, sin embargo, para muchos papás es una manera estructurada y sencilla de enseñarle al bebé.

Otros, en cambio, prefieren dedicar una o dos horas al día a hablarles, cantarles y realizar actividades. Mirar TV, libros o escuchar música en el otro idioma es muy útil, ya que a los niños les gusta mucho, se entretienen y aprenden con más entusiasmo.

Enséñale un idioma nuevo sin importar tu nivel

Numerosos estudios indican que no es necesario que hables inglés (o el idioma que quieras enseñarle) como nativo para que el bebé adquiera las bases de la lengua. Si estás estudiando un idioma, puedes enseñárselo mientras aprendes.

Crea actividades variadas que incluyan canciones, juegos, dibujos y objetos para enseñarle palabras de manera divertida. Cuéntale sobre las cosas que ven y lo que hacen.

Es importante recalcar que el bebé puede no adquirir las dos lenguas por igual, sino que su lengua materna siempre será la fuerte. Si tu nivel no es muy bueno, es probable que eso condicione el aprendizaje del pequeño, sin embargo, ese no es motivo para no intentarlo. Crearás en tu hijo un interés que puede seguir desarrollando en el futuro y seguramente lograrás que aprenda mucho más.

Tags: , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment