General

Los problemas de enseñar un segundo idioma a un niño

Escrito por Laura / 28 de mayo de 2009

Cuando nos embarcamos en la tarea de enseñar un idioma nuevo a un niño pequeño no solemos tener en cuenta los pequeños obstáculos que pueden aparecer enfrente. Muchos de ellos pueden condicionar severamente el aprendizaje del niño, por eso es necesario conocerlos y saber cómo combatirlos.

Criar un niño en un entorno bilingüe supone muchas ventajas que todo padre quisiera dar a su hijo. Sin embargo, también trae una serie de problemas que debemos estar capacitados para enfrentar. Estos conflictos no tienen que ver exclusivamente con la manera en que los papás encaremos la enseñanza sino con el propio desarrollo del niño.

Ser bilingüe en un mundo globalizado

Hablar más de un idioma es una herramienta fundamental en la actualidad. Cuanto mejor se domine una segunda lengua, más crecerán las posibilidades laborales y académicas, más aún si se posee un excelente dominio del otro idioma.

Los niños bilingües poseen una concepción diferente en torno al lenguaje: comprenden que es simplemente una forma de comunicarse y el mensaje puede emitirse de diversas maneras. Además, desarrollan más rápidamente las habilidades lingüísticas, pudiendo hablar más y mejor a edades muy tempranas.

La enseñanza bilingüe también tiene sus desventajas

Aunque sabemos de la importancia del bilingüismo, cuando se cría a un pequeño en un ambiente con más de un idioma o se decide iniciarlo en la enseñanza a una edad temprana pueden aparecer algunos inconvenientes.

Dependiendo de nuestro nivel con la segunda lengua, podemos condicionar el aprendizaje de nuestro hijo. El niño puede alcanzar un nivel óptimo como muy elemental en la segunda lengua e incluso no alcanzar un nivel nativo en la propia lengua. Por esta razón es muy importante seguir de cerca el desarrollo lingüístico del niño y buscar soluciones para cada problema.

No alcanzar un buen desarrollo en su propia lengua puede llevar al niño a tener problemas en el colegio o con su entorno, ya que la mayoría de los niños son monolingües. Aunque se los alienta a conocer nuevas lenguas desde muy pequeños son pocos los que son educados de manera bilingüe.

Problemas comunes que pueden agravarse

Cuando el niño comienza la educación formal, se enfrentará a los mismos problemas que el resto de sus compañeros: dificultades con la pronunciación, errores ortográficos y gramaticales, dificultades para leer, etc. En estos casos, el niño puede presentar dificultades más serias que los demás por la influencia del segundo idioma.

Todo tiene solución

A pesar de estos inconvenientes, no deberíamos echarnos atrás en nuestra decisión. Criar a niños bilingües no es una tarea imposible, cuanto más se hable en el hogar y más herramientas de aprendizaje se le ofrezcan al niño, mejor será su desempeño.

Tags: , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment