General

Más ejercicios comunes en una evaluación de idioma

Escrito por Mariana / 22 de septiembre de 2009

Los exámenes orales evaluan nuestra capacidad para comunicarnos en la lengua estudiada. No les temas: normalmente son bastante predecibles.

Cuando estudiamos un idioma extranjero, suele ser común que se nos evalúe de alguna manera. Y una forma de evaluación muy frecuente (y a menudo temida por los estudiantes) son los exámenes orales. En ellos, el estudiante tiene la oportunidad de demostrar las herramientas comunicativas que ha adquirido a lo largo del curso. Sin embargo, muchos se sienten expuestos. Para que no nos tomen desprevenidos, he aquí algunos de los ejercicios más frecuentes.

Hablar de uno mismo

Por lo general, el examen oral comienza con un ejercicio de contar cosas sobre uno (dependiendo del nivel del estudiante pueden formularse preguntas básicas o bien pedirle que relate algo que le haya sucedido, que dé su opinión sobre cierto tema, etc.). Recuerda que no hace falta decir “toda la verdad y nada más que la verdad”. Si te preguntan la profesión de tu padre y no sabes cómo decir “ingeniero agrónomo”, bien puedes decir que es médico, o cualquier término que recuerdes en el momento.

Descripciones

Describir una imagen es un ejercicio que se usa para evaluar una determinada unidad de vocabulario. Por ejemplo, si estuviste estudiando las partes del cuerpo, pueden darte una fotografía de una persona. En cambio, si aprendiste mobiliario de la casa, pueden pedirte que describas una habitación, nombrando muebles y su disposición, etc.

Ordenar imágenes

Otro ejercicio habitual, especialmente con estudiantes iniciales, es el de ordenar una serie de imágenes para hacer con ellas una historia, relatar esa historia y proponer un final. No intentes hacer alta literatura, confórmate con encontrar la opción más lógica y sencilla de relatar. Recuerda que en este tipo de ejercicios probablemente se esté evaluando tu conocimiento de los diferentes tiempos verbales.

Hablar de un libro

Si han trabajado con un libro, recuerda llegar al examen con todos los capítulos leídos. Es común que se hagan preguntas sobre el libro leído en clase, tanto de comprobación de lectura como también de describir el género, hablar sobre los personajes y sobre el argumento. Es importante estar en condiciones de dar la propia opinión sobre lo que se ha leído, justificándose con el propio texto.

Argumentar

Para estudiantes avanzados, una de las maneras de evaluar su capacidad de comunicarse en la lengua extranjera es haciéndolos debatir entre ustedes. Los docentes proponen un punto de discusión, por ejemplo: “impuesto a la riqueza”, y le dan la consigna a uno de ustedes de argumentar a favor y al otro en contra. Recuerda que en el contexto del examen no importa cuál es tu opinión, sino cómo te expreses.

Tags: , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment