Inglés

Préstamos en el inglés

Escrito por Mariana / 14 de septiembre de 2009

Así como en nuestra lengua existen muchos términos de origen inglés para hablar de negocios ordenadores y de tecnología, los angloparlantes también tienen préstamos en campos específicos del saber.

Los préstamos lingüísticos son un fenómeno característico de los contactos entre dos lenguas diferentes. Se habla de préstamo léxico cuando en una lengua se incorpora una palabra proveniente de otro idioma –como por ejemplo, en español tenemos el préstamo del inglés “marketing”, más allá de que exista la denominación “mercadotecnia”. Este tipo de préstamos son los más comunes y los más fáciles de detectar. Sin embargo, también existen los préstamos gramaticales, que se dan cuando en una lengua se calca una estructura de otro sistema lingüístico –esto suele ocurrir cuando en una comunidad hay un número significativo de hablantes bilingües-.

El inglés es hoy en día una lengua vehicular, se utiliza muchísimo tanto en el mundo de los negocios, de la política y de la tecnología, por sólo mencionar algunos campos. Es por ello que muchas lenguas han incorporado préstamos del inglés. Sin embargo, el inglés también ha ido incorporando, a lo largo de la historia, préstamos provenientes de otras lenguas.

¿De dónde vienen los préstamos del inglés?

De acuerdo con datos proporcionados por Wikipedia, las principales fuentes de los préstamos del inglés han sido el francés y el normando (más del 28%), en segundo lugar, el latín (también rondando el 28%), las lenguas germánicas y el griego. Sin embargo, en el inglés hablado en los Estados Unidos, en los últimos años se han ido incorporando algunos términos del español, lo que tiene que ver con la afluencia de inmigración de países hispanohablantes: términos como loco, siesta, amigo, adiós, chica, hoy en día pueden escucharse en boca de estadounidenses que no necesariamente hayan estudiado nuestro idioma.

¿En qué entornos se utilizan más los préstamos?

Por nombrar sólo algunos ejemplos, al igual que nosotros, los términos propios de la música clásica son préstamos del italiano: andante, piano, forte, solo, arpeggio. De la misma lengua, así como también del francés, se han tomado en el inglés una gran cantidad de préstamos relacionados con la cocina: spaghetti, salami, pizza, pasta, á la carte, bacon, soufflé, etc. Del latín, muchos vocablos que originalmente fueron préstamos han pasado al inglés. Suelen ser palabras más formales y cultas para las cuales existen equivalentes monosílabos, como por ejemplo audacious (brave) –valiente-; canine (dog) –perro-; moratorium (delay) -moratoria, demora-; veracity (truth) –verdad-.

Por supuesto, con el paso del tiempo los préstamos se van incorporando a la lengua hasta que finalmente pasan a formar parte del sistema lingüístico, siempre sometido a los cambios que sufre en el transcurso del tiempo.

Tags: , ,

No hay comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Quieres dejar un comentario?

Deja un comentario